Stephens se queda con la corona

Zapopan, Jalisco, 27 de febrero 2022.- Sloane Stephens se convirtió en la reina del Abierto Akron Zapopan. En su primera participación en este torneo, la estadounidense llegó para dejar huella. La sexta sembrada del torneo venció en la final a la checa Marie Bouzkova por 7-5, 1-6 y 6-2, para conseguir el séptimo título en su carrera y primero de 2022. Es además su segundo título en tierras mexicanas, ya que en 2016 ganó en Acapulco.

Stephens no ganaba un certamen desde 2018, cuando fue campeona en el WTA 1000 de Miami. Actualmente ubicada en el sitio 57 del ranking WTA, Sloane llegó a ser número tres del mundo en julio de 2018.

Sloane llegó a Zapopan con poca actividad previa, ya que únicamente había participado en el Abierto de Australia, donde fue superada en primera ronda por Emma Raducanu. Después de ganar aquí, pone su récord de ganados y perdidos en el año en 5-1.

Bouzkova perdió su segunda final aquí, ya que también alcanzó esta instancia en 2019. La checa ahora tiene récord de 8-3 en el año, después de que llegó a Zapopan con un 4-2, tras jugar en Adelaida, en donde accedió desde la clasificación al cuadro principal y avanzó a segunda ronda y en el Abierto de Australia también ganó en su debut y cayó en segunda ronda.

En el único enfrentamiento previo entre ambas el triunfo se lo llevó Bouzkova, en el torneo de Toronto 2019.

El partido fue equilibrado (2:28 horas) y Stephens ganó apenas un punto más que Bouzkova (87 contra 86), conectó dos servicios as y no tuvo dobles faltas. La checa tuvo un as y cinco dobles faltas.

En el primer set Marie estuvo segura desde el fondo de la cancha, con ocasionales subidas a la red. Stephens tuvo un arranque de altibajos. Ambas conservaron su saque en los dos primeros juegos, pero después Marie ganó los tres siguientes, al romper el saque de Sloane en el cuarto game, pero Stephens niveló al ganar los siguientres tres (rompimiento en el 7), por lo que la igualdad se presentó nuevamente en el octavo game (4-4).

Stephens consiguió otro quiebre en el juego 11, cuando Bouzkova cometió una doble falta, para quedarse con ese parcial después de 50 minutos.

Marie fue superior en el segundo set, en el que Stephens ganó sólo un juego al entregar en un par de ocasiones su servicio.

Para el set decisivo la intensidad no bajó, hubo puntos largos en los que ambas fueron más cautelosas. Dos rompimientos en el parcial permitieron a Sloane apuntarse el triunfo.

Aunque con algunos problemas, ambas sostuvieron sus saques en los cinco primeros juegos, hasta que en el sexto Bouzkova perdió cuatro puntos seguidos, después de estar 40-0 para que Stephens se adelantara y en el siguiente game confirmara el break. En el sexto juego la estadounidense no dejó escapar su primer match point al romper por segunda ocasión el servicio de Marie.

Por el campeonato Stephens ganó un premio de 31 mil dólares, mientras que Bouzkova se embolsó 18,037 dólares.