Zapopan, Jalisco, 21 de febrero 2022.- En 2021 Madison Keys terminó por séptima ocasión consecutiva en su carrera en el top 20. Un logro que para la estadounidense no ha sido fácil, sobre todo por cómo ha evolucionado el tenis. En los últimos años se han visto caras de nuevas jugadoras ganando los torneos de Grand Slam, como Emma Raducanu en el Abierto de Estados Unidos el año pasado, o Iga Swiatek en Roland Garros en 2020.

Por ello Keys valora permanecer entre las mejores jugadoras del mundo. Actualmente está en el sitio 29. “Ha sido muy difícil mantener el nivel. En los últimos cinco, ocho o incluso hasta 10 años el nivel es más alto, todas pueden jugar un gran tenis, están en forma, entonces mantener un ranking alto ha sido más difícil que en el pasado, porque hay muchas jugadoras buenas y para competir hay que estar a buen nivel”, explica Madison, quien en Adelaida conquistó su primer título del año.

La evolución del tenis ha sido en muchos sentidos, considera Keys. Hoy en día las nuevas jugadoras cuentan con un gran equipo, “están muy bien entrenadas, tienen buenos coaches y están muy motivadas, no importa que sean jóvenes, ellas dicen este es mi momento, puedo hacerlo. Por eso se puede ver que gente nueva gana Grand Slams cada año”.

Madison no se equivoca. Basta recordar que la final del Abierto de Estados Unidos 2021 tuvo como protagonistas a dos jóvenes menores de 20 años de edad. Leylah Fernández y Emma Raducanu, de 19 y 18 años en ese momento, respectivamente.

En octubre de 2016 Keys alcanzó su mejor posición en el ranking, al colocarse en el número siete. Hasta el momento ha ganado seis títulos. Pero después de más de una década de carrera eso no es suficiente para la originaria de Rock Island, Illinois. “Si volteo hacia atrás y miro lo que he hecho en mi carrera, creo que hay muchas cosas buenas, cosas de las que estoy orgullosa, pero definitivamente no estoy satisfecha”, reconoce.

Para la tenista es importante, además de ser una buena competidora, ser una buena persona, y recuerda que cuando era más joven pensaba “trata a la gente como quieres que te traten”. Ella intenta vivir su vida de esa forma, por lo que cuando alguien le dice alguna cosa negativa, lo ignora. “Creo que hay que tratar lo mejor que puedes a cada persona y mantenerte positiva”, comenta.

Este lunes se presenta en el estadio Akron, con el ánimo de hacer un buen partido y mostrar las cualidades que la llevaron hasta las semifinales del Abierto de Australia.